Skip to content

¿Podemos construir un Puente?

Por cierto, una pregunta hecha frecuentemente en Nicaragua es qué podemos hacer para tener más protección aquí. Yo diría que un cambio honesto tendría que realizarse.

El ambiente de disparidad de “nosotros” y “ellos”, en mi juicio, revela una situación real la cual no es justa, que no debiera existir.

Imagínese…..algunas familias con las que trabajamos ganan $40 al mes. ¿Cómo se sienten los residentes locales al ver una invasión de extranjeros en su tierra que pueden pagar cerca de $40 simplemente en una cena para dos en un restaurante de lujo?

¿Que deben sentir ellos al vernos con toda clase de mercancías atractivas que exhibimos tan visiblemente en su presencia al tomar fotografías y videos, oyendo a un iPod, entreteniéndonos con nuestros computadores portátiles, conduciendo en el área carros nuevos rentados (los locales siempre caminan o usan bicicletas)?

Y después nos casamos con sus encantadoras mujeres, y algunas veces hombres. Compramos sus propiedades y las convertimos en millones de dólares al vendarlas a aquellos que son afines a nosotros.
Esto me ha preocupado por un largo tiempo ya antes que la presente ola de crímenes comenzara.

Si es verdad que la compasión, o aun hasta el tratar de ponernos en su lagar no solucionan los problemas, al menos nos ayudan a percibir y entender las raíces que causan esta situación. Creo que necesitamos observar la situación en su totalidad y trabajar con los nicaragüenses locales para ayudarlos a mejorar sus vidas, sobre todo si nuestro real motivo es de residir en su país para vivir mejor y a menudo llevar una existencia rodeada de lujos.

Hagamos conexión con ellos…. Necesitamos reflexionar antes de invitarlos a nuestros hogares los cuales nos parecen sencillos pero pudieran lucir lujosos a ellos. Y aun más, si su propio hogar le parece a usted que es algo lujoso, entonces usted podrá imaginarse lo que ellos pensarían, ellos que vienen de chozas con pisos de tierra. Establezca una amistad en un terreno común el cual pudiera ser bien un paseo cerca del lago, disfrutar de una soda en el parque. No los invite a lugares que ellos no pueden pagar y que los convierta automáticamente en invitados precisamente por ese hecho: el no poder pagar. Eso crearía más separación y los haría sentir aun más humillados.

Pudiéramos indicarles que trabajamos duro para obtener nuestro dinero y que ahora podemos disfrutar de los frutos de nuestro trabajo, pero lo que ocurre es que ellos trabajan más duro que la mayoría de muchas personas que yo personalmente haya conocido, y con todo eso ellos apenas si pueden subsistir. De hecho, muchos de ellos necesitan que sus hijos trabajen también para simplemente poder sobrevivir.

Si nosotros realizamos buenas obras para ellos (no simplemente proveyéndole cosas ya que esto mantendría el ciclo en que viven, pero ayudándolos a independizarse, a fortalecerlos en sus vidas), esto será agradecido y más aceptable de tal manera que pudiera fomentar una protección más espontánea por parte de ellos y al mismo tiempo reducir la existente disparidad.

Nuestros vecinos tienen el poder en sus manos para protegernos o no. Si ellos ven que estamos en un problema, ellos puede decidir ayudarnos, ó no. Si ellos ven que nuestro hogar ha sido robado, ellos pueden llamar a la policía, ó no.

Una noche cuando me acercaba a mi casa un hombre bajo la influencia de haber inhalado cemento sintético salió de buenas a primeras y bloqueó mi puerta. Mi corazón dio un salto. Mis manos temblaban al mismo tiempo que le pedía que se quitara del medio. Afortunadamente, otro hombre que había estado caminando cerca de mí por cierta distancia con su pequeña hija, vino en mi auxilio y físicamente forzó al intruso a moverse para que yo pudiera entrar en mi casa. Este caballero esperó hasta que yo estuviera dentro de mi casa y así protegida. Me pregunto ahora, si este tipo de nobleza por parte de ellos continua, nosotros los “gringos”, ¿continuaríamos de la manera que nos comportamos?
Creo que construyendo un puente, por parte de la comunidad de expatriados, para reducir la separación entre nosotros y ellos es la manera más efectiva.

Recomiendo que cuando nos establezcamos en este país uno debiera de tratar de aprender el idioma, percatarse de los pequeños detalles de un lenguaje silente pero que envía ciertas señales, permanecer humilde, ser considerado, cada día mentalmente situarse en la situación de otros, y no dar dinero ya que esto hace nos hace una máquina automática de repartir dinero, pero realmente no nos hace ser un amigo.

Debemos hacer que nuestra presencia tenga un valor significativo, no una que sea resentida. Reconozcamos a los residentes locales como individuos que tienen mucho que ofrecer si simplemente dedicáramos un instante para aceptar sus propias riquezas.

-por Kathy Adams

– Traducido por Leonardo Vila


Bookmark and Share

En Nicaragua  el 50% de los niños que comienzan el 1er. Grado nunca llegan al 5to. Grado. Nuestra meta es reducir este porcentaje de una manera significativa.

$100 es lo que nos hace posible en Empowerment International el tener un niño en la escuela por un año.  ¡Imagínese, que por el precio de un par de Nikes usted puede ayudar a un niño asistir a la escuela por todo un año! Si esta idea le interesa a usted, por favor oprima el enlace más abajo, ó Contáctenos a:

Donate at Change.org

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: