Skip to content

Donantes que resaltan: Los estudiantes del tercer grado de Sanchez Elementary School, Colorado

El más reciente grupo de donantes de EI no son los más privilegiados (82% de este grupo viven por debajo del nivel de pobreza, de acuerdo con los estándares de EE.UU.) ni tampoco son individuos con más experiencia en sus vidas,  (la edad promedio es 8 años), pero esto no los ha detenido de ser generosos y tener compasión en sus corazones.  Los estudiantes del tercer grado de Sanchez Elementary School in Lafayette, Colorado, recientemente recaudaron suficiente dinero para patrocinar dos estudiantes en el programa de EI – ¡excediendo mucho más allá las metas que ellos mismos se habían fijado y ha sido un tremendo triunfo para la clase!   Esta es su historia….3407923421_66f256b578

Para comenzar, primero tenemos que ir seis años atrás y conocer el maestro de estos estudiantes, Tom McSheehy.  Tom recientemente había pasado por el trauma de perder tres miembros cercanos en su familia en espacio de muy corto tiempo, y sintió que esto lo motivó a hacer algunos cambios positivos y con un propósito en su vida.  Un resultado de dichos cambios fue que él decidió hacer un viaje a Costa Rica – su primer viaje fuera de Estados Unidos, y por lo tanto fue uno que hizo con alguna aprensión.  Durante su vuelo conoció  Kathy Adams (Fundadora y Directora Ejecutiva de EI), quien invitó a Tom a hacer una visita al barrio donde EI trabajaba en aquel momento,  y más tarde al barrio en Nicaragua.  Fue una profunda experiencia que Tom sintió de ser llamado, y por muchas razones él creyó que su visita había sido predestinada, que de alguna manera estaba conectada a aliviar su propio dolor.  Tom nos describe su visita como una

“Una experiencia poderosa, mágica, y espiritual.”

Este año Tom compartió alguna de sus fotos de Nicaragua con su clase de tercer grado.  Las fotos y las conversaciones que se originaron conmovieron los corazones de los estudiantes al percibir los tantos problemas que los niños en Nicaragua enfrentan, y  esta percepción persuadió estos estudiantes a ayudar EI.  Algunos de los estudiantes compartieron sus sentimientos de por qué ellos querían ayudar a los niños en Nicaragua, (en sus propias palabras):

“Simpatizo por ellos y me entristezco porque ellos apenas si tienen nada.”

“Me entristece el ver a los niños nicaragüenses de cómo viven, las cosas que ellos carecen, carros y camiones.”

“Me entristece el ver que ellos no tienen casas sólidas.”

“Me lastima y entristece porque algunos de ellos no tienen albergue, porque no están estudiando.  Es por eso que hemos escogido la escuela, en vez de ropas o alimentos”

“Me sentí realmente triste porque creí que yo era algo especial por lo que tengo, y que ellos también son muy especiales en su propia manera.”

“Me entristeció porque los niños nicaragüenses no tienen tanto como otros niños tienen.”

“Me sentí orgulloso que yo iba a ayudar a otros niños. También me sentí triste cuando vi sus casas y como ellos vivían.”

La clase recaudó dinero para EI (con la guía de Tom, y otra maestra, Nicholle Moreno) de una manera muy imaginativa.  Los estudiantes estaban aprendiendo acerca de la energía solar en su clase de ciencias y se les ocurrió la idea de recaudar fondos haciendo y vendiendo brazaletes de cuentas solares.  Las cuentas son de color blanco cuando se está adentro, y como por arte de magia, cambian a diferentes colores cuando se encuentran afuera y los rayos ultravioleta alcanzan las cuentas.  Los niños hicieron, ellos mismos,  todo el trabajo para recaudar dinero, con tareas de diseño de los brazaletes, hasta la mercadería de su producto, y contar el dinero que habían colectado.  Su meta fue recaudar bastantes fondos para enviar un niño en Nicaragua a la escuela, ¡pero ellos recaudaron el doble lo que les permitió enviar dos niños!  Algunos de estos estudiantes comparten sus reflexiones acerca de lo que lograron:2955299979_e417d5f642

“Me sentí feliz en recaudar tanto dinero porque creo que ayudar a otros es un acto de compasión.”

“Cuando mi clase y yo recaudamos tanto dinero, me sentí orgulloso de mi mismo porque estoy ayudando a personas que necesitan ayuda.”

“Me sentí feliz porque envié dos niños a la escuela.”

“Uno se siente bien al ayudar otros que tienen necesidades”

“Me sentí orgulloso de mi mismo porque me pregunto qué sería si uno no logra vivir el sueño de uno”

“Me siento tan bien cuando ayude un niño.”

“Uno se siente realmente bien cuando uno ayuda a otra gente alrededor del mundo.”

“Me sentí bien porque valoré el aprender acerca de otros niños diferentes en Nicaragua.  Es un regocijo.”

“Se siente uno bien porque como resultado después de todo el duro trabajo, uno recibe una satisfacción lo cual es bueno.”

“Me siento bien…. Para mí es un buen sentir.  Aprecio esa emoción.”

Tom también compartió algunos de sus pensamientos sobre el proyecto.

“Nosotros definitivamente queríamos que nuestros propios estudiantes supieran que ellos son muy afortunados a pesar que son pobres, pero que tienen mucha pasión en crear cosas positivas para sus vecindarios y en el mundo.  También queríamos que ellos aprendieran la importancia de compartir y de servir a otros.  Cuando ellos aprenden que tienen ese poder, esto les ayuda a su autoestima y les evita de sentirse deprimidos e impotentes cuando oyen las noticias acerca del mundo.  Definitivamente, creo que este proyecto tuvo una influencia muy positiva en los niños del tercer grado – la clase se siente más conectada y más unida, y los niños son más maduros y conscientes de lo que ocurre.”

 2855327154_ba4d56fc0eY juzgando los comentarios de los niños, el proyecto los dejó sintiéndose fortalecidos:

“Aprendí que puedo ser exitoso en cualquier cosa en la vida.”

“Ahora sé que puedo cambiar el mundo.”

“Cada uno pudiera hacer una gran diferencia en el mundo.”

“Se siente uno bien ayudando a otras personas.  Si usted tiene una meta y se mantiene trabajando hacia ella, usted puede alcanzarla.  Usted puede apreciar todo lo que hizo por ellos y esto lo hace sentir muy bien”

“Aprendí que ayudar a otros es bueno.”

“Me sentí fortalecido.”

¡Parece que los niños no se detendrán  ahora tampoco! Aquí están algunas de sus metas para el futuro:

“Me gustaría ayudar a más de dos personas. Y ayudar a más y más cada año.”

“Quiero ser rico, ir alrededor del mundo, e ir a cualquier lugar pobre y darles un millón de dólares.”

“Lo que me gustaría hacer es ayudar a las clases de animales que están en peligro, y la gente.”

“Estoy planeando en hace una recaudación de dinero y otras actividades porque quisiera ayudar al mundo a que aprenda ayudar a otros.”

“Me gustaría vender mis juguetes y simplemente recaudar dinero y hacer esto para la gente pobre.”

Los niños están también participando en un intercambio de correspondencia con los estudiantes de tercer grado en Nicaragua que EI patrocina.  Los niños han escrito cartas,  procuraron tenerlas traducidas al español (-30% de los estudiantes hablan inglés y español) y las enviaron a Nicaragua.  Ellos están ansiosos de recibir cartas de respuesta…

“¡Me siento contento porque nunca he tenido un amigo para mantener correspondencia!”

“¡Nunca he tenido un amigo nicaragüense para escribirnos, es por eso que estuve tan sorprendido cuando tuve uno llamado David!”

“Estoy feliz de tener un amigo para mantener correspondencia. Es muy divertido porque uno puede escribir y recibir cartas.”

“Presiento que puedo conectarme con ellos.  Estoy realmente contento.”

“¡¡¡¡Estoy tan contento. Fue la primera vez que tengo un amigo para correspondernos.  Apenas si puedo esperar de recibir una carta de respuesta.  Soy tan feliz!!!!”

EI está muy agradecido por los esfuerzos de los estudiantes de tercer grado de Sanchez Elementary School – el dinero ya se ha puesto en buen uso al enviar dos nuevos estudiantes a la escuela – y realmente agradecemos que ellos compartan sus sentimientos y reflexiones con nosotros.  ¡Creemos que usted  estará de acuerdo que ellos, como tantos otros donantes de EI, son un grupo de personas especiales!

¿Tiene usted alguna anécdota interesante que compartir con nosotros  acerca de por qué usted participa en EI?   ¿Ha usted organizado una recaudación de fondos, recientemente?  ¡Por favor, déjenos saber – nos gustaría incluir su anécdota en nuestro Donantes que Resaltan!  Usted puede enviarnos un correo electrónico a: info@empowermentinternational.org

– Traducido por Leonardo Vila

Bookmark and Share

En Nicaragua el 50% de los niños que comienzan el 1er. Grado nunca llegan al 5to. Grado. Nuestra meta es reducir este porcentaje de una manera significativa.

$100 es lo que nos hace posible en Empowerment International el tener un niño en la escuela por un año. ¡Imagínese, que por el precio de un par de Nikes usted puede ayudar a un niño asistir a la escuela por todo un año! Si esta idea le interesa a usted, por favor oprima el enlace más abajo, ó Contáctenos a:

 Donate at Change.org

One Comment leave one →
  1. ydania permalink
    January 10, 2011 6:00 am

    god yo nunca puedo ver eso anunsios k medan
    pena y yoro soy muy amorosa con los nino
    y me da pena verlo asi…de esa manera..:( 😦

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: