Skip to content

Obligado a abandonar los estudios: Una historia de desesperación y esperanza

Los padres se esfuerzan para asegurarse que sus hijos no abandonen la escuela, pero ¿qué sucede cuando la situación se invierte? ¿Qué puede hacer un niño cuando sus padres lo obligan a abandonar los estudios? Continúe leyendo para conocer que le sucedió a Félix Pedro, un estudiante de Empowerment Internacional, de 16 años, cuyos padres le pidieron que abandone la escuela.Desperation and Hope

Una mañana del mes de mayo, Félix llegó llorando a la oficina de EI. Triste, nos contó que debía abandonar la escuela porque así lo quería su familia. Estaba recibiendo mucha presión de su familia para que abandone sus estudios y así ayudarlos con el negocio familiar. Estaba muy confundido y no sabía que decisión tomar porque realmente disfrutaba yendo a la escuela. Estaba seguro de que sus padres no cambiarían de parecer y estaba tan afligido que “no podía contener las lágrimas”

Anielka, Directora de Empowerment International en Nicaragua charló y razonó con Félix en la oficina; también lo hizo Kathy, Directora Ejecutiva de EI, cuando regresó de los Estados Unidos, donde estaba en ese momento. Luego de ambas conversaciones, Félix se convenció de que abandonar la escuela no era una buena idea. Inmediatamente, Anielka visitó a la familia de Félix en su hogar,  habló con sus padres y hermanos y los aconsejó. Les dijo que Félix era un muy buen estudiante y que si continuaba con sus estudios podría cumplir su sueño de obtener un buen futuro. Finalmente, la familia accedió a que Félix continúe con sus estudios bajo la condición de que el próximo año asista a la escuela en el turno vespertino (en vez del turno matutino). ¡Félix dice que sus padres ya no lo presionan para que deje la escuela y está muy feliz!

Si bien este episodio en la vida de Félix puede resultar sorprendente para algunos, esconde una triste historia de privaciones y pobreza.

El padre de Félix es alcohólico y quien mantiene a la familia, que cuenta con 11 miembros, es su madre. Toda la familia está involucrada en la  realización de ‘petates’, unas esterillas de piso hechas de juncos secos. Es totalmente artesanal y orgánico, y es utilizado por muchos nicaragüenses como alfombras, cortinas y esteras de playa. Se pueden adquirir en los mercados por $2 – $10, según el tamaño. Se venden generalmente durante la temporada seca, y durante los 6 meses que dura la temporada húmeda casi no hay ventas, resultando en la consecuente baja en los ingresos.

El año pasado, Félix cursó sus estudios en el turno vespertino. ¡Se levantaba a las 4.30 a.m.!  Trabajaba sin parar hasta las 8 a.m., momento en el que tomaba un pequeño recreo para desayunar para luego continuar trabajando hasta las 11 a.m. Luego se preparaba y se iba a la escuela de 1 p.m. a 6 p.m.

No obstante, las cosas cambiaron hace un año cuando comenzó la escuela por la mañana (de 7 a.m. a 1 p.m.). Para esto, según sus propias palabras, “¡Me levantaba mucho más tarde – a las 5 a.m.!”. Félix era uno de los pocos estudiantes seleccionados por EI para asistir a una escuela privada ofreciendo, a cambio, tutorías a estudiantes más pequeños. Así que, al volver de la escuela iba a la oficina de EI para ayudar en el programa de tutorías. Félix estaba muy orgulloso de poder ayudar a dos niños de primer grado a mejorar sus habilidades de lectura y matemáticas. Al finalizar, tenía que regresar a su casa y ayudar con el trabajo.

Desde que comenzó el turno matutino este año, no pudo ayudar a su madre en el negocio familiar como lo hacía el año anterior, lo que disminuía la producción de esterillas. La situación financiera resultante obligó a su madre a insistir con que abandone los estudios. Sin embargo, con la ayuda de EI, la familia comprendió el valor duradero de la educación de Félix y las cosas se han revertido favorablemente para este estudiante de Empowerment International.

Según Deepa Victor, quien ha estado trabajando con Empowerment International en Nicaragua y ha participado de los programas de tutoría, Félix es un buen estudiante y muy responsable. Es muy servicial; amable y un buen maestro para sus estudiantes del programa de tutorías.

Este año; su primer año en la escuela privada y en el programa de fotografía,  ha estado muy involucrado en todas las actividades de EI. Recibir el aliento del personal de EI de forma regular ha incrementado su confianza. El año pasado, no le iba muy bien con sus estudios pero este año sus notas han mejorado ¡y es uno de los mejores 3 estudiantes del programa de EI!

¡Félix ahora cree que puede tener un futuro mejor y que alcanzar sus sueños es posible!

– Por Neha Singh (Contribución de Deepa Victor)

– Traducido por Romina Arvelo

Bookmark and Share

En Nicaragua el 50% de los niños que comienzan el 1er. Grado nunca llegan al 5to. Grado. Nuestra meta es reducir este porcentaje de una manera significativa. $125 es lo que nos hace posible en Empowerment International el tener un niño en la escuela por un año. ¡Imagínese, que por el precio de un par de Nikes usted puede ayudar a un niño asistir a la escuela por todo un año! Si esta idea le interesa a usted, por favor oprima el enlace más abajo, ó Contáctenos a:

Donate at Change.org


No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: