Skip to content

Una Mirada a nuestro Lugar de trabajo

Siesta Alguien?

 

El área donde EI trabaja es en realidad un barrio mugriento de extremada pobreza llamado Villa Esperanza.

La vida es muy dura para los residentes de este barrio, y aun más por las deplorables condiciones en que ellos viven.

Dos de nuestros voluntarios, Patrick and Melissa Chiappetta, describen lo que ellos vieron primero cuando entraron en este lugar:

El barrio es básicamente un largo camino de tierra a las afueras de Granada. No hay razón de ir allá a menos que usted le llame su “hogar” a ese lugar, especialmente porque el camino es muy difícil de transitar. Grandes charcas de agua cubren secciones enteras del camino en varios lugares, y donde no hay agua acumulada, hay una abundancia de raíces y basura.

Las casas que están a lo largo de este camino de tierra están hechas de todos los materiales habidos y por haber – cualquier cosa desde chatarras y pedazos de metales hasta maderas viejas – generalmente con pisos de tierra adentro. Es un milagro que estas estructuras se mantengan en pie de alguna manera. Muchas de ellas lucen que van a derrumbarse si un fuerte viento soplara, o si alguien simplemente se apoya en una de sus paredes. La mayoría de estas viviendas son la mitad del tamaño de una habitación regular de dormir a la que estamos acostumbrados en los Estados Unidos, y aun otras todavía son más pequeñas que los cuartos de baño, que nosotros los afortunados, tenemos en nuestros hogares.

Lo que es aun más sorprendente es que en las casas de ese pequeño tamaño, en muchos casos, viven familias compuestas hasta de diez miembros. Es difícil imaginarse, cuando caminamos a lo largo de esas casas, como diez personas puedan arreglárselas en un espacio tan pequeño para acostarse una lado de la otra.

En adición a las casas, la mayoría de las familias tienen un espacio abierto o “patio” rodeado por una cerca endeble muchas veces hechas de alambre de púas. Estos patios en realidad son simplemente áreas de tierra también. Las familias aparentemente pasan la mayoría del tiempo en ellos. Ahí es donde ellos cocinan, comen, se sientan, estudian, se bañan, y hacen sus necesidades físicas. Algunas casas tienen los inodoros fuera de la casa, mientras que otras simplemente tienen un hueco en la tierra donde depositan el agua usada y excrementos. Mientras que la habitación y el lugar donde se bañan están separados de la cocina, muchas familias comparten el dicho patio con puercos, gallinas, perros, gatos.

Lo peor acerca del barrio, en mi opinión, es la fábrica de ropa a pocos metros del centro del barrio. Esta fábrica deja que sus desperdicios corran en una zanja por el mismo centro del barrio. La pestilencia es horrible. Anielka, la Directora del Programa de EI, dice que a menudo estas condiciones enferman hasta las mismas gallinas, y en una ocasión esta zanja se llenó tanto que inundó dos casas en el barrio.

Traducido por Leonardo Vila


Bookmark and Share

En Nicaragua el 50% de los niños que comienzan el 1er. Grado nunca llegan al 5to. Grado. Nuestra meta es reducir este porcentaje de una manera significativa.

$100 es lo que nos hace posible en Empowerment International el tener un niño en la escuela por un año. ¡Imagínese, que por el precio de un par de Nikes usted puede ayudar a un niño asistir a la escuela por todo un año! Si esta idea le interesa a usted, por favor oprima el enlace más abajo, ó Contáctenos a:

Donate at Change.org

No comments yet

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: